jueves, 20 de marzo de 2014

PAD THAI CON POLLO GAMBAS Y PAK CHOI

Hola... ¡Día 20! Aquí estamos de nuevo con nuestro reto del grupo Desafió en la Cocina.
Como cada mes, nuestras compañeras se superan y nos sorprenden. Este mes nos tuvieron pensando y pensando pues propusieron que eligiéramos una constelación de entre cinco. Yo he elegido "Phoenix" o Fénix. Es una constelación que siempre me gustó por lo del ave Fénix. El ave legendaria que vivía en Arabia. Según la tradición se consumía por acción del fuego cada 500 años y una nueva y joven surgía de sus cenizas.
Luego resultó que cada constelación pertenecía a un continente y a una boss, así que este mes tenemos cinco recetas diferentes una de cada continente. A mi constelación le tocó el continente asiático y mi desafiadora: Rocío del blog "Chismes y Cacharros".
La verdad es que me gustó mucho cuando abrí el correo y vi que mi receta era asiática ya que en casa gusta mucho ese tipo de cocina. Pero tengo que decir, que cuando lo leí me sonó a chino. Un Pad Thai, y ¿eso que es? Pues nada, a San Google y listo. Resultó ser un plato típico Tailandes fácil de elaborar y con unos ingredientes supuestamente bastante fácil de encontrar. Después de buscar en varios super asiáticos encontré casi todos menos los tamarindos, que buscando y buscando me encontré con unos nísperos de invierno que resultaron tener un sabor muy peculiar y que me vino muy bien. También encontré una hortaliza asiática que pensé le podría venir biein al plato (Pak Choi). Es pariente de la col. A simple vista puede confundirse con la acelga ya que tiene unas hojas verdes y el tronco blanco. Podría estar escribiendo infinidad de cosas sobre esto pero lo dejaré para otra ocasión. Espero que les guste la receta tanto como a nosotros.Y, para ver  el resto de recetas de mis compañeras, pinchad aquí:
http://desafioenlacocina1.blogspot.com/2014/03/la-vuelta-al-mundo-en-cinco-platos-21.html



Ingredientes:

  • 300 gr. de tallarines de arroz
  • Unos cuantos nísperos de invierno (en sustitución del tamarindo)
  • Salsa de pescado (la encontraremos como Fisch Sauce)
  • Salsa de soja
  • Brotes de soja
  • Gambas 200 gr. (a gusto)
  • Dos pechuga de pollo
  • Tres dientes de ajos 
  • Dos cucharadas soperas de aceite
  • Azúcar y sal
  • Cacahuetes para machacar
  • Lima o limón (para decorar)                           

Elaboración:

En primer lugar prepararemos la salsa.

Primero hidratamos los nísperos.                                                                       



Hidratando los nísperos.
             

Una vez hidratados, se abren y se les saca el jugo. Se cuela.

Ya tenemos nuestro jugo de níspero en sustitución del jugo de tamarindo.

A continuación en una sartén o wok (si tenemos) ponemos unas cucharadas de aceite y los dientes de ajos picados muy menuditos.
Los dejamos dorar unos segundos y añadimos nuestro jugo de níspero, una cucharada de salsa de pescado, tres cucharadas de azúcar y medio vasito de agua.


                       
Mientras estamos preparando la salsa, en una olla ponemos a calentar agua y esperamos que hierva. Apartamos y ponemos los tallarines. Los dejamos de 8 a 10 minutos.
Los colamos y reservamos.







La salsa ya estará lista y reservaremos .

En la sartén ponemos la otra cucharada de aceite y salteamos el pollo que ya tenemos troceados en tiras y las gambas peladas ,





A continuación añadimos dos o tres cucharadas de brotes de soja y el pak choi troceado.

Dejamos cocinar dos o tres minutos.



Añadimos los tallarines y la salsa que tenemos reservada. Mezclamos todo durante unos minutos y listo para servir.










En un mortero ponemos los cacahuetes y machacamos para ponerlos por por encima cuando vayamos a sevir. Añadiremos un trocito de lima.

¡Exquisitos! En casa, todo un éxito. Lo repito seguro.







Gracias a las compañeras por tener esa cabecita pensante. Sin ellas no estaría descubriendo estas recetas tan interesantes.


Listo para comer.








                                             
                                                 El Pak Choi.














jueves, 20 de febrero de 2014

TU BLOG ME SABE A ROLLITOS DE CANELA MANZANA Y CARAMELO

¡Buenas! De nuevo día 20 y el grupo Desafío en la Cocina vuelve a su trabajo.
Este mes toca algo dulce y ha sido un poco especial debido a que se han producido varias bajas y algunas nuevas incorporaciones, así que nuestras desafiadoras decidieron unirse y proponer las cuatro juntas el desafío. Como siempre, se superaron. Si ya una cabecita sola tiene imaginación, pues pensad lo que han preparado las cuatro juntas.
See les ha ocurrido hacer una receta dulce del blog de otra compañera. Ellas nos han propuesto el blog y nosotras hemos elegido.
A mi me ha tocado el blog de mi compañera Luz de "Cocinando Un Abril Encantado". Un blog que recomiendo visitar. Tiene muchas recetas tanto saladas como dulces y todas muy ricas. Yo entre todas sus recetas dulces he elegido estos rollitos de canela y manzana. La verdad es que están que quitan el sentido. Los hice un domingo que tenía amigos para comer y no quedó ni uno y como dice Luz "la cobertura no se puede probar si no no queda ni gota". Rica, rica... De verdad que ha sido un placer pasear por el blog de mi compañera y tener el gusto de haber hecho una de sus recetas.
Como siempre gracias a las compis pos el desafío.
Si queréis ver ricas recetas pinchad aquí. http://desafioenlacocina1.blogspot.com/2014/02/tublogmesabea.html


Ingredientes
Para la masa.
2 tazas de leche
1/2 taza de azúcar
1/2 taza de aceite vegetal o mantequilla
5 tazas de harina de repostería
1 cucharadita y media de sal
1 sobre de levadura (royal)
Para el relleno 
3  manzanas de las que mas nos gusten
2 cucharadas de mantequilla
2 cucharadas de azúcar moreno
Un chorrito de nata para montar
1 cucharada de canela en polvo
Un puñadito de coco rallado (opcional)
El glaseado
1/2 taza de mantequilla
1 taza de azúcar moreno
1/2 taza de nata para montar
2 tazas de azúcar glass

Elaboración
Para la masa.
En una olla ponemos la leche, el azúcar y la mantequilla o el aceite vegetal. Lo ponemos en el fuego y sin dejar de remover lo calentamos hasta que el azúcar este disuelta. Dejamos atemperar.
                                                               

En un bol grandecito ponemos cuatro tazas de harina (reservamos una taza) y añadimos la levadura y la sal  y le ponemos la leche con el azúcar, que tenemos reservada.
Lo tapamos y dejamos levar una hora.
Pasado este tiempo añadimos la taza de harina que tenemos reservada y lo dejamos reposar mientras preparamos el relleno.

El relleno
Picamos las manzanas en trocitos pequeños con o sin piel, como más nos guste. Las ponemos en una sartén o cacerola (sin nada de grasa) y cocemos hasta que estén doraditas. Siempre sin dejar de mover. Reservamos.


En el mismo recipiente podemos hacer el caramelo.
Ponemos la mantequilla y añadimos el azúcar moreno. Cuando esté derretido le añadiremos la nata, un chorrito que nosotros veamos para que la mezcla se vuelva marrón caramelo y dejamos cocinar unos dos o tres minutos. Le añadimos las manzanas que tenemos reservadas y la cucharadita de canela y dejamos cocinar unos cuatro minutos Apartamos y dejamos atemperar.




 Añadiendo el relleno.







Para hacer los bollitos
Ponemos la masa en la encimara para poder trabajar más cómodamente. La enharinamos previamente y amasamos bien. La masa estará elástica y un poco pegajosa. Así la queremos.
Con el rodillo extendemos bien la masa y en el centro ponemos el relleno bien repartido. Yo le puse por encima un poco de coco rallado.





                                       
La masa extendida.







                                                   
La masa rellena.






A continuación, enrollamos la masa y con la ayuda de un cuchillo hacemos porciones de unos dos dedos de grosor. Los vamos poniendo en la bandeja de horno, previamente engrasada con mantequilla, los tapamos y dejamos reposar media hora.



Listos para reposar media horita y para el horno.
                                           





Precalentamos el horno a 200º y pasado este tiempo metemos la bandeja. Si es necesario lo haremos en varias tandas. Más o menos estarán listos en unos 15 minutos, dependerá del horno. Los sacamos cuando estén doraditos.

Glaseado
Mientras esperamos la media hora, podemos hacer el glaseado.
En una  cacerola ponemos la mantequilla y el azúcar. Ponemos al fuego y dejamos que se derrita sin dejar de mover. Cuando el azúcar esté disuelto, ponemos la nata y dejamos cocinar unos cinco minutos Retiramos del fuego y añadimos las dos tazas de azúcar glass, de una en una, y lo movemos muy bien, que todo este integrado, hasta tener la consistencia de glaseado.

Luz dice que no probemos el glaseado o no quedará nada. La verdad es que está verdaderamente rico.




Glaseado preparado.                              





Cuando vayamos sacando los bollitos del horno los iremos cubriendo con este glaseado. Esto lo endurecerá un poquito y protegerá los bollitos de ponerse duros. Bueno, eso si queda alguno, pues están riquísimos.

Parece una receta un tanto complicada pero la verdad que es bastante fácil de elaborar. Un poco laboriosa pero merece la pena.

Gracias a todas mis compañeras por este desafio y a mi compañera Luz por esta receta.











lunes, 20 de enero de 2014

PASTEL SALADO DE PATATAS Y GUISANTES

¡Hola, Feliz Año a tod@s! De nuevo día 20 y por tanto nuestro Desafió en la Cocina.  Este el  primer desafíó del nuevo año que espero sea próspero en todos los sentidos y para todo el mundo. Este desafío le toca a las hermanas del  blog: La cocina de Camilni y tenía que ser salado. Como acaban de pasar las fiestas no se han querido complicar mucho y nos han propuesto un pastel salado.
Si queréis ver ricos pasteles salados pinchad aquí y veréis los de mis compañer@s.
http://desafioenlacocina1.blogspot.com/2014/01/pastelsalado.html
     

Ingredientes

  • Una lámina de masa brisa
  • 500 gr. de patatas cocidas
  • 4  huevos
  • 200 ml. de nata para cocinar
  • 100 ml. de leche
  • Una cebolla (yo la puse morada)
  • Un cuarto de guisantes (pueden ser de bote)
  • Una berenjena
  • Sal, pimienta y orégano
  • Unos tomatitos cherry para decorar
  • Un poco de mantequilla para el molde


Elaboración

En primer lugar pelamos las patatas, las troceamos y las ponemos en una olla a cocer con un poco de sal durante 20 minutos aproximadamente. Miramos que estén tiernas.

En otro cacito ponemos a cocer los guisantes, si no son de bote.

Pelamos la cebolla y pochamos. Todo esto lo tendremos preparado y listo para añadirlo al puré de patatas.



Apartamos y escurrimos.

Con la batidora trituramos hasta tener un puré.



Cocemos los guisantes
           y

los ponemos a escurrir.





Pochamos la cebolla.








Una vez tengamos  las patatas hechas le añadimos la nata, la leche, los cuatro huevos, sal y pimienta y seguimos batiendo hasta que tengamos una masa fina.



                                                      A esa masa añadiremos la cebolla pochada en un poco de aceite y los guisantes escurridos. Removemos suavemente para que no se nos rompan los guisantes.


Esto lo dejamos reservado mientras preparamos el molde.



Cojemos un molde desmontable y lo untamos de mantequilla, ponemos la lamina de pata brisa.


Añadimos nuestro mezcla anterior y ya está listo para decorar.

Yo lo he decorado con unas rodajas de berenjenas y unos tomates cherry y le he puesto un poco de orégano por encima.








Metemos al horno unos 30 minutos más o menos. Siempre tendremos que mirar y pinchar con un palito de brocheta hasta que salga limpio.










Dejamos a temperar y listo para desmoldar.




                                               






El resultado ha sido un pastel muy sencillo de hacer y muy rico de comer para después de las copiosas comidas navideñas.

Espero que os guste lo mismo que a mi familia.




                                               Listo para comer.


viernes, 20 de diciembre de 2013

TRONCO DE NAVIDAD CON MOUSSE DE TURRON DE COCO

¡Buenas! Ya estamos a 20 y como siempre llega nuestro desafío del grupo Desafío en la Cocina. Este mes es algo especial, ya que diciembre el último mes del año y además tocaba una receta dulce. A nuestra compañera Rocío Salan, del blog "Chismes y Cacharros", se le ha ocurrido, nada más y nada menos, que una receta super super navideña: un tronco de navidad.

Yo, aprovechando que a mi familia le encanta el coco, lo he rellenado de mousse de coco y ha quedado especialmente rico.

El tronco en un poco laborioso pero para nada complicado, sólo hay que tener un poco de paciencia y el resultado merece la pena.

Como la próxima vez que nos veamos en el desafío ya será otro año os deseo por adelantado unas Felices Fiestas y que el año próximo llegue cargado de Felicidad para todos.

Para ver ricos troncos pinchad aquí veréis lo de mis compañeras.
http://desafioenlacocina1.blogspot.com/2013/12/18-desafio-en-la-cocina-tronco-de.html


Ingredientes.

Para la plancha de bizcocho
  • 4 huevos
  • 120 gr. de azúcar
  • 120 gr. de harina (de repostería)
  • Un sobrecito de azúcar avainillado o esencia de vainilla
  • Un pellizco de sal
El almíbar
  • 100 gr. de azúcar
  • 100 gr. de agua
  • Dos cucharaditas de licor del que mas nos guste (yo he uesto licor de avellana sin alcohol)
  • Una gotita de zumo de limón
 La mousse de coco
  • Un sobre de gelatina neutra                                          
  • 500 gr. de nata para montar
  • 50 gr. de leche entera
  • 50 gr. de azúcar
  • 300 gr. de turrón de coco                                                        
 La cobertura de chocolate                                                    
  • Una tableta de chocolate para fundir
  • 50 gr. de mantequilla                                                                               
  • 50 gr. de agua
Elaboración

En primer lugar ponemos el horno a precalentar. Mientras, hacemos el bizcocho. Yo lo he hecho en la Thermomix. Ponemos la mariposa en las cuchillas y ponemos el azúcar y los huevos. Programamos 6 minutos, 37º, vel. 3 y medio. Una vez pasado el tiempo quitamos la temperatura y volvemos a programar mismo tiempo y misma velocidad. Terminado el tiempo, añadimos la harina y la pizca de sal. Programamos 10 segundos vel. 2 y medio y terminaremos envolviéndolo con la espátula suavemente.
Una vez tengamos todo bien mezclado, ponemos en una placa de horno una lámina de papel de hornear y ahí pondremos la masa extendida y lo mas pareja posible.


Horneamos de 10 a 12 minutos y pasado el tiempo sacamos. Con el mismo papel lo ponemos en un paño húmedo y empezamos a enrollarlo con mucho cuidado. Una vez esté redondito lo ponemos en el frigorífico como mínimo dos horas.





Para hacer el almíbar

Ponemos todos los ingredientes en un cazo y mezclamos durante 5 minutos.
Apartamos y dejamos atemperar.
                                                                                                              Para la mousse de turrón de coco

En un cazo ponemos la leche a calentar y añadimos la gelatina. Movemos bien para que no queden grumos.

Montamos la nata. Lo podemos hacer con batidora de varilla  yo lo he hecho con la Thermomix. Ponemos la mariposa en las cuchillas, movemos bien el envase para que la grasa se ligue bien. Lo ponemos en el vaso y programamos vel. 3 y medio y no ponemos tiempo. Tendremos que estar pendiente hasta que esté montada.

Cuando esté en su punto añadimos el azúcar y la leche con la gelatina. Ponemos 15 seg. vel. 2 y medio.

Ya tendremos nuestro turrón desmigado y lo añadiremos a la nata. Moveremos suavemente con la paleta. Lo pasamos a un bol y ponemos en el frigorifico un mínimo de dos horas.

La cobertura de chocolate la haremos cuando vayamos a montar el tronco. Yo volví a utilizar la maquinita.

Por último montamos nuestro tronco:

Primero desenrollamos con mucho cuidado nuestro bizcocho. Lo pincelamos con el almíbar para que nos quede bien empapadito.

Extendemos la mousse bien repartida y aplastadita teniendo la precaución de dejar un par de centímetros del final de la plancha sin mousse. Empezamos a enrollar el bizcocho con mucho cuidado, para ello nos ayudaremos con el papel de hornear y lo dejaremos nuevamente reposar otro par de horas.

                                                                                   





Mi bizcochito enrollado.





Una vez lo tengamos listo procederemos al montaje. Primero cortamos un trozo o dos, según queramos, en diagonal para adornarlo.



A la bandeja en la que vayamos a presentar el tronco le forraremos los laterales con papel de aluminio.
Para pegar los trozos podemos utilizar un poco de cobertura de chocolate.
Cubrimos el tronco con el chocolate y dejamos reposar unos 20 minutos. Si fuera necesario, con un tenedor haríamos las rallitas simulando la corteza de un árbol. Dejamos enfriar toda la noche.





Quitamos el papel de aluminio de la bandeja y decoramos el tronco como más nos guste. Yo lo rocié con un poco de coco rallado.




                                                                                   
Realmente bueno. Mi familia me ha dicho que ya no se compra ningún tronco má. Que los haga yo. Ja... Ja...

¡Bueno! Espero que os guste y como ya he dicho antes: Felices Fiestas y un Próspero Año 2014.